Your Website Title
Your Website Title

Populismo, Internet y Declive de los Mass Media.

 

trump vs press

 

Uno de los cambios más significativos que el triunfo de Donald Trump ha traído es, sin lugar a dudas, el cambio radical en cuanto al manejo de la información periodística.
Si bien esta transformación ya había comenzado durante la campaña de Obama en 2008, en esa época la tecnología era todavía “rudimentaria” y las redes sociales no tenían la penetración que hoy en día tienen. Recordemos brevemente, que Obama y su campaña electoral, hicieron un uso hasta ese momento desconocido, de internet. Anuncios a través de redes sociales y sitios varios, videos en Youtube y el análisis de más de 16 millones de perfiles de Facebook, para diseñar campañas personalizadas de acuerdo al gusto del consumidor. ¿Sos un defensor del Medio Ambiente? Entonces toneladas de información sobre la política ambiental del candidato Obama llegan a tu perfil. ¿Te preocupa la situación de Medio Oriente? Obama tiene un plan para la paz en esa zona. ¿Estás preocupado por el desempleo? Barack tiene un paquete de ayuda social y de creación de puestos de trabajo que serán una maravilla. De esta manera focalizada, es que la campaña electoral de Obama en el 2008, dejó en evidencia el poder de Internet…y esto lo tuvo en cuenta Donald Trump en el 2016.

 

Trump Daily News

Si vemos la evolución de la campaña de Donald Trump, desde una posición totalmente secundaria dentro de la interna republicana, con los Mass Media tratándolo básicamente de chiste electoral, hasta llegar a la presidencia liderando un crecimiento dentro del electorado de características meteóricas, nos quedamos con la pregunta: ¿cómo lo logró? 
A esto, se lo ha venido contestando con análisis “tradicionales” que hacen referencia al manejo que Trump hizo de temas sensibles para el norteamericano medio en materia de inmigración, empleo, defensa, etc. Si bien hay lugar para tales análisis, se ha dejado a un lado todo lo que tuvo que ver con el manejo de la comunicación por parte de los encargados de la campaña de “el Donald”. Esto se debe a algo bastante sencillo, no se habla en los medios al respecto, porque la explicación de la arrolladora performance de Trump, radica en que demolió el paradigma sobre el cual se asentaron hasta el momento las campañas electorales en los EE.UU., un paradigma basado en los periódicos, revistas y sobre todo, la televisión.

Hay reportes que señalan una diferencia de entre 5 y 7 veces a 1, la relación entre lo invertido por Hillary Clinton en la campaña electoral del año 2016, con respecto a lo desembolsado por el aparato detrás de Donald Trump. A pesar de esta abrumadora diferencia, Hillary no logró aquello por lo cual estaba pagando. Para explicar un poco más esta catastrófica derrota del clan Clinton hay que tomar en cuenta que, si bien es cierto que Hillary era básicamente una candidata desastrosa, es también cierto que su campaña, se centró sobre todo en los Mass Media. Es algo totalmente claro, para cualquier persona medianamente despierta, que las principales cadenas noticiosas de los EE.UU. estaban apoyando a la candidata demócrata. Este apoyo no sólo se redujo a lo estrictamente “periodístico”, sino que también, se extendió a todo el aparato mediático norteamericano, incluyendo periódicos, revistas y todo el establishment de Hollywood. ¿Cuál fue el error entonces, habiendo contado con tan masivo apoyo? El error fue el centrarse en una lógica comunicativa obsoleta.

Detrás de la campaña de Donald Trump, encontramos a Robert Mercer y su hija Rebekah, siendo el padre un matemático millonario que hizo su fortuna en la industria tecnológica, algo curioso ya que Sillicon Valley es conocido por su apoyo al progresismo y en particular a la campaña de Hillary Clinton.
La familia Mercer le dio a Trump, acceso a una serie de compañías ligadas directamente con el nuevo paradigma en las comunicaciones, basado en internet y fuera de las cadenas televisivas. De esta forma, compañías como Cambridge Analytica o Renaissance Technologies, y medios informativos alternativos como Breitbart o Media Research Center, se pusieron al servicio de la campaña de Donald Trump que, a su vez, habiendo tomado nota de lo logrado por la campaña de Obama a través de Facebook, redobló la apuesta con un análisis de decenas de millones de perfiles de Facebook con el fin de diseñar campañas personalizadas a través de un “data mining” masivo.

trump social media

El ejemplo más claro de lo que significó el uso por parte de Trump de las nuevas tecnologías de la información, fue cómo manejó su cuenta de Twitter. Este señor, a diferencia de la gran mayoría de los políticos contra los cuales compitió, bypasseó a la televisión, a los periódicos, a las revistas (todos ellos en manos de sus adversarios) y se dirigió directamente a los votantes. Esta persona, sin ninguna experiencia en la política, fue quien entendió realmente cómo funciona la comunicación política actual. Evitó el quedar atrapado por las cadenas periodísticas tradicionales, quienes tienen el poder de editar y manipular sus dichos y comentarios, eligiendo el tener un canal directo con el ciudadano de a pie. Conectó con el americano medio (y mayoritario), porque se comunicó con él a través de medios que le permitían a ese ciudadano, el interactuar con su candidato, recibiendo un mensaje llano y claro, sin sesudos análisis de expertos de corbata y sin la participación de medios de comunicación, cuya imagen en cuanto a credibilidad viene decayendo desde hace años.

Ante esto, los “Mass Media” entraron en pánico y lanzaron una campaña feroz en contra de Trump. Todo tipo de conspiraciones, llegando al punto del ridículo, fueron promovidas día y noche por la televisión y los periódicos. Histéricas campañas de demonización del candidato republicano eran pergeñadas semana a semana, con el fin de sepultar a un tipo, que hasta hacía unos meses era considerado una broma política. Estas maniobras demostraron ser un error garrafal ya que, dejaron en evidencia la total y completa falta de entendimiento de cómo se mueve la información en Internet. Los “Mass Media” nunca tomaron en cuenta que en la Web, existen ejércitos de millones de “trolls” dedicados a hacer ataques coordinados contra las secciones de comentarios de cualquier medio, con el fin de hacerlos pedazos a través del “shitposting”.

 

No tomaron en cuenta que en Internet, hay millones de youtubers dedicados a comentar cualquier noticia, cualquier información, cualquier teoría, personas que googlean y rastrean data mejor que nadie, capaces de destruir cualquier intento de engañar al público. Millones de dólares invertidos en armar campañas de desinformación, eran destruídos en días en Internet, por parte de personas que posteaban o subían videos desde sus casas con equipos que requieren una inversión monetaria mínima. Los “Mass Media” quedaron al desnudo como lo que realmente son, herramientas de propaganda en manos de viejos millonarios.

trump twiter


Cuando los directivos directivos de las grandes cadenas noticiosas quisieron reaccionar, lo hicieron tarde y mal. Primero, empezaron a censurar las secciones de comentarios de sus publicaciones para luego, directamente cerrarlas. Esto fue claramente un error, ya que aliena a la mayor parte de los lectores digitales actuales, acostumbrados a comentar cualquier cosa y que incluso, disfrutan más con los comentarios de otros lectores que con el artículo mismo. Luego, en un acto de estupidez propia de la desesperación, intentaron con la manipulación de memes y hashtags como #RussiaHacking y sobre todo #FakeNews. Es evidente, que dinosaurios del mundo de la televisión y los periódicos, no tenían la más mínima idea de cómo estas maniobras se les volverían en su contra. 
Una meme es un arma de doble filo, muy peligrosa de usar ya que, de no ser diseñada con amplio conocimiento de la lógica que la rige, es fácilmente neutralizable y, como sucedió en el caso de la campaña presidencial de los EE.UU., puede volverse en contra de quien la difundió. Esto fue justamente lo que sucedió con #FakeNews, a los pocos días de su lanzamiento, millones de trolls en Internet, comenzaron a utilizarla en contra de los promotores de la misma. Esto fue detectado rápidamente por la campaña de Donald Trump y se instruyó al presidenciable a hacer uso de la misma para atacar a las cadenas norteamericanas que lo venían bombardeando sin misericordia desde hacía meses. 
El resultado está a la vista de todos, siendo el ejemplo más claro al respecto CNN, cadena a la cual Trump bautizó como #FakeNews y a partir de ese momento, todo ha sido una caída en picada para ese conglomerado dedicado al “infotament” y la propaganda más descarada.

Lo que nos deja la campaña presidencial de los EE.UU. y el ascenso de Donald Trump al poder, es la total destrucción de la credibilidad de las grandes cadenas informativas. Esto se nota sobre todo, en los sectores de la población más informados y los más jóvenes. De esta manera, el futuro del antiguo paradigma comunicativo, basado en un emisor activo y un receptor pasivo (como es el caso de la televisión y de los periódicos), está destinado a desaparecer. 
Los nuevos ciudadanos digitalizados, son personas que manejan con fluidez herramientas de búsqueda que les permiten evaluar, en muy poco tiempo, la veracidad o no de lo que se les está diciendo. Son personas ya no tan permeables a la propaganda y a la guerra psicológica. 
En definitiva, gracias a Internet, la gente puede volverse mucho más difícil de manipular.

 

Por qué “Imagine” apesta: la ideología de un millonario heroinómano. 

 

Nunca me gustó John Lennon, esa cosa de hippie pacifista no es lo mío, pero “Imagine” hace que simplemente lo odie.
Creo que el hecho de que sea considerada una suerte de himno a la paz, que sea el acompañamiento musical de todo tipo de causas bienintencionadas (y completamente mal pensadas),  que todo el mundo automáticamente responda con una expresión bobalicona y santurrona cada vez que la escucha, que se diga hasta el hartazgo: “¡que tema!”… todo esto me saca de quicio y me hace preguntarle a los boludos, ¿prestaste atención a la letra?
Estoy escribiendo esto porque hoy estaba escuchando una excelente versión de éste tema hecha por “A Perfect Circle”:


No quiero que me mal entiendan, “Imagine” es una gran canción pop, no hay dudas al respecto. Está muy bien compuesta, tiene todos los elementos que una gran canción tiene que tener, pero la letra es nefasta. 
De todas formas, viendo el lado positivo, en esa letra tenemos condensada buena parte de la ideología imperante hoy en día, lo que también nos muestra lo poco que se piensa en nuestra época.
Veamos entonces qué tiene para decirnos esta canción.

“Imagine there's no heaven
It's easy if you try
No hell below us
Above us only sky
Imagine all the people living for today”

Ya de arranque tenemos una de las principales características de la sociedad actual, me refiero a la falta de sentido de trascendencia. No hay cielo ni infierno, nada que se parezca a un más allá, simplemente el aquí y ahora es todo lo que cuenta. 
En relación a esto quiero dejar claro que no estoy parado desde una posición religiosa. Cuando hablo de trascendencia me refiero a un impulso que el ser humano tiene y que ha sido registrado a lo largo de toda la historia, que ha tomado diferentes formas y que es muy difícil de describir sintéticamente, sin embargo está ahí y es uno de los principales motores de nuestra especie. Es lo que hace que se compongan sinfonías, se construyan ciudades y se viaje al espacio. Es un impulso hacia el “más allá”, que aun siendo desconocido e inasible nos atrae con un magnetismo irresistible.
Sin embargo para nuestro amigo Lennon todo esto no corre y la gente tiene que vivir para el hoy, ya que eso haría todo mejor, ¿no? 
Bueno, veamos… si la gente sólo vive para el hoy va a buscar maximizar sus posibilidades para que sean agotadas en el aquí y ahora, lo cual en un mundo sin sentido de trascendencia se traduce en consumismo, depredación y ninguna planificación hacia el futuro. Teniendo esto en mente podemos decir que “Imagine” es un canto al capitalismo salvaje, que se caga en la ecología y que promueve la irresponsabilidad ya que lo único que importa es el hoy, nada más.
“Imagine there's no countries 
It isn't hard to do”

Entrando ahora en el terreno de la geo política, no queda muy claro si cuando John aboga por un mundo sin países se está refiriendo a una utopía anarquista compuesta por pequeñas comunidades auto gobernadas o si por el contrario, está predicando a favor de un gobierno mundial. 
En éste punto podemos conjeturar que, considerando sus inclinaciones por la hermandad global y sus llamamientos siempre a escala planetaria, Lennon está más bien del lado de un único gobierno global. Es curioso cómo los que dicen preocuparse por el bienestar de la gente en todo el mundo, siempre terminan aboliendo las estructuras con la escala justa para poder lidiar en mejor forma con las necesidades de los individuos y sus comunidades al plantear instituciones gigantescas, incontrolables por quienes sufren bajo su poder.
De todas formas, para no ser injustos tengamos en mente que es muy posible que esas líneas manifiesten una sencilla posición anti estado, lo cual siempre es bien visto por las masas cuando quieren sentir que se rebelan y que son importantes… obviamente minutos más tarde exigen a los gritos que el estado solucione todos sus problemas.
Lo que sí es difícil de defender es la posición de que es fácil imaginarse un mundo sin países o sin estructuras de poder manifestadas en el territorio, ya que desde las organizaciones tribales de antaño hasta los estados modernos, todas estas estructuras manifiestan su poder de una u otra forma en la geografía. Si hay algo claro que nos muestra la historia es la defensa que ciertos grupos humanos hacen de cierto perímetro frente a otros grupos humanos, es una constante que más allá de variaciones siempre está presente. Pero a John Lennon todo eso le es indiferente y nos dice que es bien fácil imaginar un mundo sin límites que puede ser libremente recorrido sin que nadie te diga: “pará pibe, por acá no podés pasar”.
Salta a la vista que en esta posición de “mundo sin fronteras” se basa la estrategia globalizadora de las grandes corporaciones, que mueven capitales y seres humanos con el fin de obtener mayores ganancias, bajando los costos de la mano de obra vía inmigración masiva y saturando el mercado de consumidores.
“Nothing to kill or die for”
Acá llegamos al reconocimiento por parte de Lennon de que no quería ni a la vieja, ni que hablar a Yoko Ono. Este flaco no era capaz de defender nada ni a nadie, todo le chupaba un huevo. ¿Matar por algo? ¿Morir por algo? Ni ahí… 
Esta forma de pensar es característica de un ser alienado de su entorno, con el cual no se siente para nada vinculado, totalmente atomizado en un individualismo extremo. No hay nada que valga la pena afirmar, defender, por lo cual luchar.
Desde el punto de vista de Hegel, John Lennon es claramente una expresión de una sicología propia de esclavo ya que es incapaz de poner su vida en riesgo por honor, lo único que prima para él es la simple supervivencia.
“And no religion too
Imagine all the people living life in peace”
Estas líneas se emparentan con lo anteriormente señalado acerca de la trascendencia, y otra vez Lennon muestra una profunda ignorancia histórica y del ser humano en general. Si hay algo constante en la humanidad aparte de la guerra, eso es la religión… Podemos encontrar en ellas un montón de estupideces, oscurantismos varios, hipocresía o lo que se quiera, pero una y otra vez el ser humano inventa religiones para creer en ellas y lidiar con aspectos irracionales que sin embargo son muy reales. Es muy simple, la mayor parte de la gente necesita creer en algo y la muerte sin un relato que le dé sentido es simplemente un cadáver delante de nosotros.
Curiosamente, John es profundamente religioso, siendo su religión el ateísmo humanista derivado del cristianismo con sus valores de igualdad, amor al prójimo irrestricto, universalismo, moral de esclavos (Nietzsche), etc.
Éste fenómeno fue muy bien descrito por Max Stirner cuando dice que el ateísmo humanista es la última encarnación del cristianismo, siendo de esta forma una nueva secta cristiana y por lo tanto, dentro de la tradición de las guerras de religión se alza contra su principal enemigo: el cristianismo en particular y la religión en general.
Sólo una persona profundamente religiosa puede creer que el ser humano es capaz de vivir en paz. Es una creencia totalmente irracional que contradice todos los registros históricos.
“You may say 
I'm a dreamer, but I'm not the only one
I hope some day you'll join us
And the world will be as one”
Aquí tenemos mentalidad de rebaño y homogeneización a escala global. Un solo mundo, con las mismas reglas a lo largo y ancho. Esto es el sueño de las corporaciones y de los plutócratas hijos de mil putas… todo igual de manejable, todo igual de negociable alrededor del mundo entero. Los mismos productos y los mismos consumidores acá y en China.
“Imagine no possessions
I wonder if you can 
No need for greed or hunger
A brotherhood of man”
Yendo al tema de la propiedad privada, no voy a caer en la defensa a ultranza de la misma porque se ha llegado a extremos ridículos. Tampoco voy a pegarle a John por plantear un mundo que no esté obsesionado por las posesiones materiales, ya que esa idea me resulta simpática. 
Sin embargo no deja de llamarme la atención que Lennon anuncie una utopía comunista (no necesariamente marxista), siendo que él mismo era un millonario que usufructuó todas las ventajas de la acumulación de capital, de la propiedad privada y todo el sistema anexo. No recuerdo que en un acto de desprendimiento y para dar el ejemplo haya tomado todas sus posesiones y las haya repartido entre sus hermanos de especie.
En cuanto a lo de que no haya más hambre y que seamos todos hermanos, no estaríamos superando el nivel de una participante de Miss Universo. No vamos a pedir que en una canción se resuma un pensamiento económico, pero lo que se plantea no deja de sonar infantil.
“Imagine all the people
Sharing all the world...”
Por último, imaginar a todo el mundo compartiendo todo es sumamente difícil, sencillamente es impracticable. Se necesitarían vastos sistemas de centralización y distribución de todo tipo de recursos; la URSS lo intentó y no funcionó. 
Pero pensemos por un instante que en realidad John se imagina que uno puede ir caminando por un mundo sin fronteras y de repente le viene hambre, entonces se mete en un plantío de manzanos y empieza a comer hasta saciarse sin que nadie le diga nada. Sigue caminando y se da cuenta de que los zapatos que usa están agujereados, entonces se mete en una zapatería y agarra un par de zapatos nuevos sin que nadie le diga nada. 
No sé, puede ser que un mundo así resulte, lo que sí me cuesta imaginar es quién mierda va a estar plantando manzanas y haciendo zapatos para regalarle a este hijo de puta.
Una realidad como la que “Imagine” plantea no resiste un análisis serio e incluso resulta ser contraproducente en cuanto a lo que se quiere lograr originalmente. Hacer las cosas como lo plantea la canción significaría prácticamente ir en contra de la naturaleza humana y en realidad resultaría no en una utopía de “amor y paz” sino en algo más parecido a una pesadilla Orwelliana con homogeneización de la humanidad, centralización del poder y depredación de la naturaleza.
Sólo importa el aquí y el ahora… sólo los humanos importamos. Esto lo pensás cuando sos millonario, estás dedicado a encajarte heroína, y tenés un ejército de sirvientes dedicados a satisfacer todos tus deseos.
You were full of bullshit John!

 

Izquierda y élites globales

 

Una de las pocas cosas claras que tuve al empezar este artículo fue que la temática a tratar rondaría en torno a principios, sistemas y conceptos generales, evitando el caer en anécdotas puntales que sin bien, en un principio, pueden resultar jugosas, no resisten el paso del tiempo ya que su especificidad las hace no poder mantener su capacidad de transmitir ideas concretas.

Creo que ya está claro para el lector que esta explicación es una torpe excusa para el hecho de que me voy a referir a una anécdota puntual... ¡Pero la excusa es buena! Hace un par de horas acabo de enterarme que el presidente de mi país no sólo se reunió con George Soros como parte de su visita a Nueva York para dar un discurso ante la ONU, sino que también pasó por la residencia del bienaventurado Rockefeller.

¿Estoy indignado ante esto? ¿Sorprendido por la actitud de mi gobernante? En realidad no. Entonces, ¿por qué este post? El tema es que en realidad lo que me saca de las casillas (me ofusca tanto que incluso rompo las reglas de mi propio blog), es la incapacidad de los medios de comunicación de reaccionar en forma medianamente profunda ante este hecho.

Resumamos en pocas palabras en qué consiste todo esto:
Un presidente con pasado de guerrillero marxista y latinoamericanista, obviamente anti- democrático, prisionero de una dictadura, luego liberado con la vuelta a la democracia y devenido más tarde en político, llega a presidente con un discurso mezcla de (atención porque puede ser confuso): anarco-marxismo-libertario-estatista-ateo-revolucionario- tradicional-ruralista-pro legalización del faso-teología de la liberación-sindicalista-anti corporativista-individualista-comunitario-pro diversidad sexual-defensor de la familia- anti consumo-pro industrialización en masa-ecologista-desarrollista-anti capitalista-pro inversión... Lo peor de todo es que me quedo corto porque no me da el estómago para tanta demencia.
Este personaje es el que va a la capital del imperio (Nueva York, Washington es simplemente una sede administrativa) y se reúne con los dos representantes más absolutos de la oligarquía y el orden plutocrático global. No voy acá a resumir la historia ni de Soros ni de Rockefeller ya que es más que claro que estamos hablando de un par de hijos de re mil putas que han metido la mano en cuanta aberración se les ocurra.
Lo que acabo de describir es desde todo punto de vista una bomba nuclear para cualquier analista de mediocre para arriba. Sin embargo, parecería que en nuestro país nadie puede analizar esto más allá de la superficie. Quizás sea porque ni desde un discurso corriente de izquierda o derecha pueden explicarse estos encuentros.
Un votante de izquierda común no tiene las herramientas intelectuales o analíticas para hacer un discurso coherente con lo que acaba de pasar. De la misma forma, un votante de derecha queda desarmado ante este espectáculo.
¿Por qué trato a ambos tipos de votante como básicamente idiotas? Bueno, es que evidentemente, el no poder encontrar una lógica a un encuentro entre la oligarquía más elitista del planeta y un ex guerrillero que se masturbaba con el Che Guevara, significa no entender ni la historia, ni el significado de izquierda y derecha, ni el mundo... por eso votan y siguen pensando que están eligiendo.
El discurso fácil más común combina cosas como:
-la izquierda se opone a las corporaciones malignas y defiende a los débiles.
-la derecha defiende la libertad de empresa y la imaginación de los creativos emprendedores.
-la izquierda es pro estado.
-la derecha es pro empresa.
-la izquierda es pro impuestos y gasto público.
-la derecha es pro austeridad y menos impuestos.

Todos los que están leyendo este post tienen claro a qué me estoy refiriendo con estos ejemplos. La misma respuesta automática aplica para temas de inmigración, diversidad sexual, política de drogas, seguridad, etc.
Siguiendo esta misma línea discursiva es obvio que no puede explicarse el encuentro entre mi presidente y dos sicópatas plutócratas.

Ahora bien si yo les dijera que durante el gobierno de Ronald Reagan el gasto público aumentó, si yo les dijera que durante el gobierno de Lula da Silva Petrobras se dedicó a saquear las riquezas minerales de Bolivia, si yo les dijera que durante el régimen Talibán en Afganistán la producción de amapola había casi desaparecido y que luego de la invasión yankee el 80% de la heroína del mundo sale de ese país, si yo les dijera que durante los 70 años que duró la URSS hubo ayuda financiera, tecnológica y alimenticia por parte de occidente (con cargamentos de trigo que salían desde Canadá y EE.UU. cada vez que fallaba una cosecha), si yo les dijera que el lobby pro inmigración en EE.UU. está financiado por las grandes corporaciones, si yo les dijera que hoy en Europa hay gente presa porque no está de acuerdo con lo que dicen los libros oficiales de historia... ¿no empezamos a tener acá un discurso que sí puede explicar lo inexplicable?

El discurso que nos permite entender todo esto se basa en una idea muy simple: izquierda y derecha (en su versión “mainstream”) son en realidad dos caras de una misma ideología que toma definitivamente el poder durante la Revolución Francesa, y cuya agenda revolucionaria viene dictando la evolución de occidente desde entonces. Esa revolución significó el triunfo y la legitimación absoluta del individuo atomizado en busca de poder económico, la centralización del estado y la destrucción de comunidades y regionalismos, la igualación y la lucha contra sistemas que valoraban la calidad en lugar de la cantidad, el materialismo y la abolición de la idea de trascendencia, la idea de que la naturaleza debe ser subyugada por el hombre y que éste es independiente de ella, el reduccionismo racionalista que limita la existencia a balances en una hoja de cálculos, el universalismo que aplana todas las diferentes adaptaciones que el ser humano ha tenido a lo largo y ancho del mundo, ... ¿No son todos estos principios que han sido llevados a la práctica en forma fanática por gobiernos tanto de izquierda como de derecha?

Mujica piensa que somos individuos libres para hacer lo que queramos, Soros y Rockefeller también.
Mujica piensa que el estado centralizado debe intervenir en todos los aspectos de nuestra vida, Soros y Rockefeller también.

Mujica piensa que debemos ser todos iguales, Soros y Rockefeller también. Mujica piensa que la realidad es sólo material, Soros y Rockefeller también. Mujica piensa que la naturaleza está al servicio del hombre, Soros y Rockefeller también.

Mujica piensa que el hombre no tiene una naturaleza propia y que puede ser moldeado a voluntad, Soros y Rockefeller también.
Mujica piensa que la realidad se expresa con número, gráficas y porcentajes, Soros y Rockefeller también.

Mujica piensa que sus ideas se pueden imponer a todos en todo el mundo, Soros y Rockefeller también.

Al final lo raro era que estos tipos no se hubieran juntado antes.

Manosphere, utopía sexual y poder

 

“La diferencia entre los sexos es un obstáculo para el sueño de la izquierda de una sociedad completamente homogénea, de lo que mi amigo Kójeve llamaría el “estado homogéneo universal”. Una sociedad no puede ser completamente homogénea, no puede consistir de seres completamente iguales en tanto existan hombres y mujeres. Así que grandes esfuerzos han sido llevados a cabo durante el s. XX para negar, para restarle importancia o para ocultar las diferencias entre los sexos, en particular para socavar la familia tradicional con el hombre como jefe de familia y para reemplazarla con la visión del sexo que parece estar modelada en una casa de baños homosexual.
El ideal de “liberación sexual” está basado en la idea de seres humanos como objetos intercambiables en busca de placer donde todos son iguales al resto. Por eso en lugar de una moral sexual basada en la institución del matrimonio, ha habido un intento de re conceptualizarla en la idea de “consentimiento”, como se dice: con el consentimiento entre adultos todo está permitido. Y esto choca con las diferencia entre hombre y mujer.
El simple hecho es que ambos, hombre y mujer, terminan siendo no más felices sino menos felices, menos satisfechos en un mundo donde el sexo está regulado sobre las bases del “consentimiento” en lugar del matrimonio.
El patrón que emerge cuando a la gente se le dice que haga lo que quiera, es que las mujeres todas tienen sexo con hombres de estatus alto, un gran número de hombres no son capaces de tener esposas y las mujeres son capaces de tener sexo pero no de conseguir esposos. Como dicen, no son capaces de lograr que este pequeño número de hombres de estatus alto se comprometa. La razón que ellas piensan por la cual estos hombres no se comprometen es porque son “malvados”. La verdadera razón es que hay muy pocos hombres con estatus alto y obviamente no pueden casarse y ser monógamos con todas las mujeres que quieren tener sexo con ellos. Entonces el resultado es que hombres y mujeres terminan extremadamente frustrados y tienden a tener una visión pobre de cada uno a diferencia de lo que sucede en una sociedad tradicional.”
Dr. F. Roger Devlin.
En estos párrafos se tocan varios temas recurrentes en la llamada “Manosphere”, comunidad de blogs y sitios web que comenzó como una forma de intercambiar “piques” para levantar minas y que con el tiempo se ha convertido en fuente y refugio para ideas contestatarias y críticas de la sociedad actual. 
La profundidad de las diferencias entre los sexos, el ataque a las instituciones tradicionales de la sociedad como la familia, los efectos contraproducentes o incluso nefastos de la llamada liberación sexual, son planteados y analizados por la mencionada comunidad la cual, por su naturaleza, se ve libre de la censura generada por la corrección política.
En primera instancia estar manejando esta temática puede parecer como proveniente de un grupo de conservadores, pero hay que tener presente que estamos hablando de hombres cuyas edades en general rondan entre los 20 y los 35 años con el objetivo de encamarse con la mayor cantidad de mujeres posible. Obviamente no estamos hablando de gente que se caracterice por su puritanismo ya que la vida nocturna es fundamental a la hora de lograr su meta principal. El porqué de esta situación por lo menos irónica es lo que vuelve más interesante a esta comunidad.
Lo que en un principio comenzó como un análisis sistemático de diferentes estrategias para ser exitosos con las féminas empezó a dar cabida para el análisis de aspectos más amplios de la interacción entre los sexos y de la sociedad en su conjunto.
La prédica de la corrección política nos dice que no hay diferencias sustanciales entre los sexos, que somos todos básicamente piezas intercambiables dentro de la maquinaria social.
Lamentablemente este discurso, que choca con el sentido común, es impuesto de manera fanática desde el sistema educativo y los medios masivos de comunicación, con resultados nefastos a nivel social que han sido identificados con precisión por este grupo de hedonistas lanzados a la búsqueda de mujeres y diversión.
En primer lugar, algo tan evidente como la diferencias entre los sexos, luego de años de prédica igualitaria, debe ser re aprendido, re incorporado a la hora de ir a un boliche y salir con una mina. Estos tipos, que en la mayor parte de los casos provienen de estratos socio-económicos medios y altos, se dieron cuenta que fracasaban miserablemente con las mujeres a pesar de hacer todo bien, o mejor dicho, de hacer todo lo que les habían enseñado que era lo correcto. Se dieron cuenta que las mujeres no se ven atraídas por los mismos parámetros que hacen atractiva a una mujer para los hombres. Se dieron cuenta que “ser bien” los ponía en la posición de amigo en lugar de hacerlos sexualmente deseables. Llegaron a la conclusión de que todo lo que les habían dicho era falso.
Una de las primeras observaciones tuvo que ver con la atracción que las mujeres sienten por el “estatus”. 
Lo que atrae a un hombre de una mujer es principalmente la belleza física, quedando todo lo demás a un lado. Con esto en mente, iban a los clubes nocturnos con sus mejores galas y esperaban que con esto sería suficiente para atraer nenas. Error. Inmediatamente, observaron que muchos hombres que no podían ser definidos como hermosos, sí tenían o conseguían pareja mientras que tipos físicamente atractivos terminaban la noche solos.
Con el espíritu científico siempre presente descartaron la excusa miserable que reduce todo al dinero, ya que uno no se acerca a una mina a las cuatro de la mañana para mostrarle las llaves del auto y un resumen de le cuenta bancaria. ¿Pero no es tener dinero signo de estatus? Sí lo es, pero el estatus no se agota ahí. 
Se dieron cuenta que la percepción que las mujeres tienen sobre el estatus de un hombre tiene mucho que ver con señales de tipo más irracional, que en primera instancia son muy difíciles de ser asimiladas por los hombres ya que, bueno, ¡hombres y mujeres son diferentes!
La forma de vestir, de caminar, de hablar, de guardar silencio, la velocidad de reacción, etc. todo esto es calibrado por las mujeres a la hora de evaluar el estatus de un hombre.
Obviamente que no es lo mismo lo que es visto como estatus en un hombre de 22 años que en uno de 40, pero lo importante es que el estatus es crucial en el momento de la atracción.
Otra observación fue lo que podríamos definir como “desregulación del mercado sexual”. Se dieron cuenta que la sumatoria de anticonceptivos, feminismo, liberación sexual y corrección política tiene efectos muy curiosos, tanto en lo que a vida nocturna en particular se refiere, como a nivel social en general.
En un pasado no tan lejano, cuando la relación entre hombres y mujeres se definía a partir de patrones más tradicionales donde el matrimonio era clave, los hombres con estatus alto (llamados “alfa”), obviamente eran los más atractivos y por lo tanto eran los que elegían más libremente a sus parejas. Pero debido a que la monogamia tenía todo el peso de la sociedad para sustentarla, una vez que elegían salían del “mercado” dejando al resto de las mujeres para hombres con menos estatus. Esto permitía que hombres sin tanto estatus (llamados “beta”) pudieran también conseguir pareja, resultando en que la mayoría de los hombres y las mujeres accediesen a un compañero del sexo opuesto.
Ahora bien, cuando toda esta estructura social cae, lo que ocurre es que  los “alfa” se convierten en predadores y las mujeres disfrutan de esto ya que tienen libre acceso a una vida sexual con hombres de estatus, mientras que los “beta” ven sus posibilidades muy reducidas. Con el paso de los años, si bien las mujeres han usufructuado este mercado desregulado, no consiguen que un “alfa” se comprometa con ellas a largo plazo ya que, ¿por qué habría de hacerlo? Este tipo de hombre tiene acceso ilimitado al mercado sexual a la vez que percibe el matrimonio como un plan terriblemente peligroso para su hedonismo libertario y debido a leyes de divorcio que lo arruinarían financieramente. 
Además lo que el hombre ve como atractivo en una mujer es la juventud y la belleza. Poco le importa si es una ejecutiva exitosa o si su cuenta bancaria es suculenta. Esto significa que para cuando llegan a los 30 años, para una mujer salir a buscar esposo es algo terriblemente complicado y sus posibilidades son cada vez más bajas.
Como hemos mencionado la comunidad llamada “Manosphere” nació con un objetivo muy concreto y es de alguna forma una materialización extrema de la sociedad actual. Jóvenes hedonistas lanzados como predadores furiosos en busca de placer sexual, estatus y diversión. ¿Cómo es posible que terminen en una crítica de todo aquello en lo cual fundamentan buena parte de su búsqueda? ¿No es acaso la libertad sexual algo esencial para estos tipos? ¿No deberían en realidad apoyar un mercado sexual desregularizado que les asegurara una fuente eterna de jóvenes mujeres en busca de hombres de estatus?
Y es acá que la capacidad de observación y crítica tan característica de esta comunidad una vez más sale a relucir. Desde hace ya un tiempo, se nota una suerte de efecto “burnout” entre los más veteranos y los no tanto. Levantar minas no es suficiente cuando después de unos polvos querés que la mina desaparezca porque no hila tres ideas seguidas. Inclusive es peor en el caso de minas “educadas” ya que en realidad lo único que tienen es un lavado de cerebro fenomenal que las hace incapaces de entender por qué  son infelices o por qué  muy pronto lo serán. Simplemente no hay forma de explicarles que una profesión no va a llenar el vacío que viene creciendo en su interior.
De alguna forma estos hombres comienzan a reconectarse culturalmente con formas más tradicionales de existencia. Hombres y mujeres somos diferentes, nos mueven cosas diferentes y el paso del tiempo hace que apreciemos cosas en forma diferente. Sin embargo, las visiones tradicionales de la vida lograron registrar, codificar y hacer que estas diferencias trabajaran en forma mancomunada mirando hacia el futuro, permitiendo dar un sentido de trascendencia para el cual estamos predeterminados.
La vida simplemente es mucho más que coger e ir de compras.



 

16508950 1534234179937514 3960319600589818358 n

Nicolás Bevilacqua nació en Montevideo, Uruguay. Desde muy temprano sintió una fascinación desmedida por la tierra de sus ancestros, Europa. Esto lo llevó a interesarse por todo lo relativo al viejo continente y por extensión, a profundizar en la experiencia de los europeos y sus descendientes a lo largo y ancho del mundo. Se interesa por la música, la literatura, la historia, la política, la filosofía y todo lo que a conocimiento se refiere. En su tiempo libre es arquitecto.