Your Website Title
Your Website Title

¿Quién es Pepe el Sapo y por qué es considerado un símbolo de odio en Estados Unidos?

  • 28 septiembre 2016
     
 pepe el sapo bailando
Derechos de autor de la imagen Pepe the frog
Image caption Pepe el Sapo, o el Sapo Triste, nació como un personaje de Boy's Club (Club de muchachos), un comic creado por Matt Furie.

Los "símbolos del odio" de la Liga Antidifamación (ADL, en inglés) van desde la esvástica nazi a la cruz ardiendo del Ku Klux Klan... y ahora también una caricatura de un sapo.

La ADL, organización contra el antisemitismo basada en Estados Unidos, acaba de incorporar a Pepe el Sapo a su larga lista de símbolos del odio.

El personaje se ganó tan dudoso honor por los usuarios en las redes sociales que se sirven de él para sugerir ideas racistase intolerantes.

"Imágenes del sapo, retratado de diversas maneras con un bigote hitleriano, usando una kipá o una capucha del Ku Klux Klan han proliferado durante las últimas semanas en mensajes de odio dirigidos a usuarios judíos y no judíos en Twitter", apunta la organización en un comunicado.

El meme anfibio

La ADL tiene listados más de 150 símbolos con los que busca identificar grupos de odio y contribuir a la educación del público, según explica la liga en su sitio web oficial.

Pepe el Sapo, o el Sapo Triste, nació como un personaje de Boy's Club (Club de muchachos), un comic creado por Matt Furie que comenzó a circular en la red social MySpace en 2005, según narra el sitio de noticias online Vox.

Varios medios, entre ellos el estadounidense The New York Times y el británico The Indenpendent, refieren que los memes de Pepe el Sapo se han compartido en internet durante años sin que medien mensajes de odio.

pepe piensa

Derechos de autor de la imagen Pepe the frog
Image caption Pepe el Sapo no tenía connotaciones antisemitas originalmente.

Por ejemplo, la cantante estadounidense Katy Perry compartió un tuit de Pepe para quejarse de los efectos del jet lag en noviembre de 2014.

Según Vox, en 2015 este sapo fue el meme más reblogueado en la plataforma Tumblr.

Pero poco a poco la moda Pepe fue tornándose más ofensiva y en un punto algunos trolls lo convirtieron en la mascota del candidato republicano Donald Trump.

En octubre de 2015, Trump compartió una peculiar imagen de Pepe el Sapo en su cuenta de Twitter.

 

trump pepe

Derechos de autor de la imagen @realDonaldTrump
Image caption Pepe el Sapo se ha asociado a la imagen de Donald Trump en varios memes.

En aquel momento, "Trump era todavía uno de los 17 contendientes por la nominación republicana y Pepe era todavía el meme más popular de Tumblr, no el avatar del movimiento alt-right", aclara Vox.

Pepe junto a Trump y los "deplorables"

Recientemente, Pepe el Sapo estuvo involucrado en las críticas que recibió Hillary Clinton a raíz de uno de sus discursos.

Hillary, quien luego se disculpó por ello, dijo que la mitad de los partidarios de Donald Trump eran personas "deplorables".

Trump respondió considerando su comentario "un insulto" hacia "millones de increíbles personas que trabajan duro".

Ese mismo fin de semana, Donald Trump Jr., hijo del candidato presidencial republicano, publicó en su cuenta de Instagram esta otra imagen:

 

los deplorables

Derechos de autor de la imagen Pepe the frog
Image caption Meme "los deplorables" publicado en la cuenta de Donald Trump Jr. en Instagram.

En el comentario que acompañó la foto, Trump Jr. dijo sentirse honrado por ser parte del grupo de "hombres y mujeres trabajadores de esta gran nación que apoyan a @realdonaldtrump y saben que él puede arreglar el desorden creado por los políticos en Washington".

Unas horas después, el sitio oficial de la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016, HillaryClinton.com, publicó un artículo que sentenciaba: "Ese sapo es más siniestro de lo que podrías imaginar".

La autora del texto, Elizabeth Chan, describe cómo Pepe el Sapo fue casi completamente adoptado por "los supremacistas blancos que se llaman así mismos 'alt-right'".

"Ellos han decidido apropiarse de Pepe y añadirle suásticas y otros símbolos del antisemitismo…".

También el diario The New York Times define al personaje como la mascota informal del movimiento alt-right, que según Vox es una "coalición de supremacistas blancos y reaccionarios que creen en el rechazo a la democracia".

trump pepe c cereza

Derechos de autor de la imagen Pepe the frog
Image caption Pepe el Sapo: ¿la mascota de Donald Trump?

Una decisión controversial

La ADL se autodescribe como una organización que "lucha contra el antisemitismo y todas las formas de fanatismo, defiende ideales democráticos y protege los derechos civiles de todas las personas".

Sin embargo, hay sectores que la critican por ser una organización controvertida que defiende ciegamente las políticas de Israel.

En 1989, el intelectual y activista político estadounidense Noam Chomsky escribió en su libro Necessary Illusions que la "ADL virtualmente ha abandonado su temprano rol como organización en defensa de los derechos civiles y se ha convertido en 'uno de los pilares principales' de la propaganda israelí en Estados Unidos".

pepe trump piensa

Derechos de autor de la imagen Pepe the frog
Image caption Más de 150 símbolos, entre ellos la suástica y la bandera de batalla confederada, conforman la base de datos Hate on Display.

La reciente decisión de la ADL también resulta controversial y algunos usuarios se han mostrado abiertamente en contra.

Mientras tanto, el periódico estadounidense The Washington Post señala que, si bien hay imágenes que son universalmente consideradas como símbolos de odio, Pepe y otros signos incluidos en la base de datos de la ADL pueden resultar inocuos para el observador lego.

Entre ellos, el rotativo enumera los siguientes símbolos: "((( )))", "100%", y "737".

El primero ha sido usado para acosar a periodistas judíos y otros usuarios en las redes sociales.

El segundo y el tercero hacen referencia a las ideas de los supremacistas blancos: "100%" significa "100% blanco", "737" se refiere a una banda de supremacistas blancos de California.

Pepe el Sapo no es la primera manifestación de la cultura popular contemporánea que se emplea para trasmitir mensajes de odio. Incluso, el logo de una cerveza clara llamada "Coors" se ha convertido en un emblema para algunas personas intolerantes.

En ese sentido, el comunicado de la ADL incluye valoraciones de su director Jonathan A Greenblatt, quien expresa: "Una vez más, racistas y personas intolerantes han tomado un meme popular y lo han manipulado para usarlo con el fin de diseminar su fanatismo y de acosar a otros usuarios".

En el Vaticano , la edad minima para relaciones es 12

Von Lucas Wiegelmann | Veröffentlicht am 24.04.2010 | Lesedauer: 3 Minuten
 
Papst Benedikt XVI. Segen "Urbi et Orbi"
Hoch über der Vatikanstadt: Papst Bendikt XVI. beim Ostersegen "Urbi et Orbi"

Quelle: dpa

Der Vatikanstaat hat in Europa das niedrigste Schutzalter für Kinder. Es liegt bei 12 Jahren, in Deutschland dagegen bei 14 und in der Schweiz bei 16. Das Schutzalter legt fest, wie alt ein Kind mindestens sein muss, damit Erwachsene und Jugendliche sexuelle Beziehungen mit ihm haben dürfen.
 
0 Kommentare

Unter dem Druck des Missbrauchsskandals bekennt sich die katholische Kirche neuerdings lautstark dazu, dass der Staat für die Aufklärung von Straftaten zuständig ist. Um dem Verdacht entgegenzutreten, Übergriffe könnten innerkirchlich vertuscht werden, stellt der Vatikan immer wieder klar: Bei der Aufarbeitung des Skandals soll weltliches Recht strikt beachtet, sollen Staatsanwaltschaften eingeschaltet werden.

Doch für Kinder, die im Vatikan selbst leben, ist das eigentlich keine beruhigende Nachricht. Der Vatikanstaat hat nämlich das niedrigste Schutzalter für Kinder in ganz Europa. Es liegt bei zwölf Jahren, in Deutschland dagegen bei 14 Jahren, in der Schweiz sogar bei 16 Jahren.

Als Schutzalter bezeichnet man die Altersgrenze für Kinder, ab der Erwachsene und Jugendliche unter Umständen sexuelle Beziehungen mit ihnen haben dürfen. Sprich: In Deutschland macht sich jeder strafbar, der an einem zwölf- oder dreizehnjährigen Kind sexuelle Handlungen vornimmt – ganz egal, ob es einwilligt oder nicht.

Im Vatikanstaat wäre das unter Umständen straffrei, etwa wenn kein Abhängigskeitsverhältnis zwischen den Partnern besteht. Grund ist ein juristisches Überbleibsel aus dem 19. Jahrhundert. Damals lag im italienischen Strafrecht die Altersgrenze für Sex bei zwölf Jahren.

Als der Vatikan sich 1929 in seiner heutigen Form gründete, übernahm er das italienische Strafgesetzbuch mit dieser Regelung. Es ist bis heute das weltliche Recht für vatikanische Staatsangehörige, gilt also parallel zum Kanonischen Recht für Kirchenangehörige.

 

Mittlerweile wurden zwar unterschiedliche Dinge geändert, zum Beispiel wurde die Todesstrafe abgeschafft. Aber das Schutzalter blieb bestehen – anders als in Italien, wo das Mindestalter schon vor Jahrzehnten auf 14 angehoben wurde.

Einige Rechtsgelehrte vertreten die Ansicht, dass es sich nur um eine Kuriosität ohne Bedeutung für die Praxis handelt: Es gibt zwar Kinder im Vatikan, denn dort leben nicht nur Geistliche, sondern auch Familien von Vatikanangestellten oder Offizieren der Schweizergarde.

Aber es dürften sehr wenige sein, der kleinste Staat der Welt hat insgesamt nur knapp 1000 Einwohner. Es ist nicht bekannt, ob die einschlägigen Strafartikel 331 und 333 des Codice Penale überhaupt schon einmal in einem vatikanischen Fall angewendet wurden.

Doch Kritiker bezweifeln, dass die Sonderregelung wirklich nur aus Unachtsamkeit oder Gleichgültigkeit beibehalten wird. Juristen wie der Wiener Professor Manfred Nowak gehen davon aus, dass die katholische Kirche das Schutzalter bewusst niedrig gewählt hat.

Nowak verweist auf Malta und Spanien. Malta hat als einziges europäisches Land ein ebenso niedriges Schutzalter wie der Vatikan. Spanien hatte noch bis vor sieben Jahren die gleiche Regelung, mittlerweile wurde die Altersgrenze auf 13 Jahre erhöht. Kein Land in Europa ist so stark katholisch geprägt wie Malta und Spanien – und der Vatikan.

Anmerkung: Dieser Artikel ist erstmalig am 24. April 2010 erschienen und gibt die Rechtslage von damals wieder.

 

traducción

 

Articulo del 2010 todavía vigente

El estado del Vaticano tiene la edad mínima de consentimiento para los niños en Europa. Está a 12 años, mientras que en Alemania con 14 y Suiza con 16. La edad determina la edad de un niño debe ser por lo menos para que los adultos y adolescentes pueden tener relaciones sexuales con él.

Bajo la presión del escándalo de los abusos, la Iglesia católica confiesa recientemente  que el Estado es responsable de la investigación de los crímenes. Para contrarrestar la sospecha de asalto pudiera estar escondida dentro de la iglesia, es el Vaticano claro en repetidas ocasiones: En el trabajo del escándalo de la ley secular observada estrictamente, los fiscales se van a cambiar.

Pero para los niños que viven en el mismo Vaticano, que es en realidad ninguna noticia reconfortante. El Vaticano tiene a saber, la edad mínima de consentimiento para los niños en toda Europa. Es doce años, mientras que en Alemania en 14 años, en Suiza, incluso a los 16 años.

puede tener como edad protectora se llama el límite de edad para los niños de los adultos y los jóvenes pueden tener relaciones sexuales con ellos. Di: En Alemania, todo el mundo comete una infracción de la actividad sexual hace a un niño de doce o trece años - independientemente de si está de acuerdo o no.

En el Estado del Vaticano que sería exento de pena en determinadas circunstancias, como cuando no existe dependencia entre los ciudadanos. La razón es una reliquia legal del siglo 19. En ese momento, estaba en el derecho penal italiano, el límite de edad para tener relaciones sexuales a la edad de doce años.

A medida que el Vaticano En 1929, en su forma actual, se hizo cargo del código penal italiano con este esquema. Se ha mantenido la ley secular para los nacionales del Vaticano, por tanto, se aplica de forma paralela a la ley canónica de los miembros de la iglesia.

Mientras tanto, a pesar de las diferentes cosas han cambiado, por ejemplo, se abolió la pena de muerte. Pero la mayoría de edad se mantuvo - al contrario que en Italia, donde se planteó hace décadas, la edad mínima para 14

Algunos expertos legales sostienen que es sólo una curiosidad sin importancia práctica: Si bien hay niños en el Vaticano, porque no viven no sólo los clérigos, sino también a las familias de los empleados del Vaticano o funcionarios de la Guardia Suiza.

Pero no es probable que sean muy pocos, el país más pequeño del mundo tiene un total de poco menos de 1.000 habitantes. No se sabe si el artículo penal correspondiente 331 y 333 del Codice penale se utilizan cada vez antes en un evento del Vaticano.

Pero los críticos dudan de que el régimen especial, realmente está mantenido por descuido o indiferencia. Abogados como la Wiener profesor Manfred Nowak asumen que la Iglesia Católica ha elegido la edad de deliberadamente baja.

Nowak se refiere a Malta y España. Malta es el único país europeo un igualmente bajo edad de consentimiento como el Vaticano. España tenía el mismo control hace incluso hasta siete años, ahora se elevó el límite de edad de 13 años. Ningún país en Europa es tan fuerte católicamente como Malta y España - y el Vaticano.

Nota: Este artículo fue publicado por primera vez el 24 de abril de 2010 y es la situación jurídica de ese tiempo otra vez.

Durante la campaña electoral, el entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump ya dio muestras, con sus afirmaciones y comentarios, de los conflictos diplomáticos que podría abrir en el caso de resultar elegido. Tras su llegada a la Casa Blanca, el republicano ha continuado tensando las relaciones con algunos países a golpe de decreto, algunos de ellos, aliados naturales. Estos son sus principales enfrentamientos y roces diplomáticos:

México

Las relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos no habían atravesado una situación tan crítica desde hacía décadas. El presidente de Estados Unidos ya avivó el fuego durante la campaña electoral cuando aseguró que los mexicanos son “gente con un montón de problemas, que traen drogas, crimen y son violadores”. Pero una vez al frente del país más poderoso del mundo, ha seguido escenificando un juego de dominio y poder con su vecino. El pasado 25 de enero Trump firmó la orden de construir un muro con México, una edificación que, según afirmó, pagarían los mexicanos.

Y la puesta en escena no pudo ser más humillante para el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto: Trump anunció su intención de firmar la orden un día antes, el mismo día en el que aterrizaron en Washington el secretario de Exteriores mexicano, Luis Videgaray, y el de Economía, Ildefonso Guajardo, para preparar el encuentro bilateral que Peña Nieto y Trump iban a mantener el 31 de enero. La situación llegó a tal tensión que el presidente mexicano canceló el encuentro.

Australia

Pese a tratarse de un aliado tradicional de Estados Unidos, Donald Trump mantuvo una tensa conversación telefónica con el primer ministro australiano, Malcon Turnbull, el pasado 28 de enero. Según algunos medios estadounidenses, Trump llegó a colgar el teléfono al australiano, aunque este lo negó después en una entrevista.

Lo que ninguno de los dos mandatarios ha desmentido es que la conversación fue tensa. Trump incluso presumió de esta dureza: “Créanme, cuando oyen hablar de las llamadas telefónicas duras que estoy teniendo, no se preocupen. No se preocupen”, dijo el presidente estadounidense. “Virtualmente, todos y cada uno de los países del mundo se han aprovechado de nosotros, pero eso no va a seguir sucediendo”, agregó.

Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Yemen

Tan solo dos días después de ordenar la construcción del muro en la frontera con México, Donald Trump adoptó otra polémica medida: decretó el cierre temporal de las fronteras de Estados Unidos para los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana y para refugiados de todo el mundo.

Según el decreto que Trump firmó el pasado 28 de enero, los refugiados sirios tienen prohibida de forma indefinida la entrada en Estados Unidos. Además, vetó durante 90 días la entrada de extranjeros de varios países. Aunque en el decreto no los especificó, el texto remite a otro decreto que se aplica a Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak.

China

Desde su triunfo en noviembre, Donald Trump y su equipo han emitido señales de su visión sobre China, a quien ven con cierta desconfianza. El presidente de EE UU dijo, por ejemplo, que el concepto de cambio climático “fue creado por y para los chinos con el objeto de hacer la industria de EE UU no competitiva”. Pero el último paso beligerante lo dio Rex Tillerson, el candidato de Trump a secretario de Estado, que el pasado 12 de enero amenazó con bloquear el acceso de China a las islas artificiales que este país construye en aguas en disputa en el mar de su sur.

China no tardó en reaccionar. Según recogió la prensa china un día después, si verdaderamente Trump se propone impedir el acceso a las islas artificiales, “abriría el camino a una confrontación devastadora entre China y EE UU”.

Palestina

Trump prometió durante su campaña electoral al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que si ganaba las elecciones presidenciales de EE UU reconocería Jerusalén como la capital de Israel y trasladaría la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, un anuncio que exasperó a Palestina. Aunque todavía no ha materializado ninguna de las dos promesas, el presidente estadounidense ha nombrado como embajador en Israel a David Friedman, un abogado defensor de los asentamientos en Cisjordania.

Alemania

El presidente de EE UU ha lanzado varas críticas a la canciller alemana, Angela Merkel, por su política de acoger a los refugiados, que calificó como “error catastrófico” tan solo cinco días antes de tomar posesión de su cargo. Donald Trump ya había criticado a Merkel en campaña por permitir la entrada de refugiados al esgrimir que pone en riesgo la seguridad europea.

Estonia, Letonia, Lituania

Los países bálticos no confían, tras la llegada de Trump, que en un hipotético ataque ruso recibirían el apoyo de EE UU como miembros de la OTAN. En una entrevista en julio de 2016 con el New York Times, el entonces candidato a la Casa Blanca no fue claro si ayudaría o no a Estonia, Letonia y Lituania en el supuesto de una agresión por parte de Moscú. “¿Han cumplido con sus obligaciones con nosotros?”, se preguntó Trump, en alusión a la aportación que hacen estos tres países a los efectivos de la OTAN: “Si cumplen con sus obligaciones, la respuesta es sí”. “¿Y si no?”, preguntó el periodista. Y esta fue la respuesta del presidente: “Bueno, no estoy diciendo si no, lo que realmente estoy diciendo es que hay muchos países que no han cumplido con sus obligaciones con nosotros”.