SIONISMO EN ESTADOS UNIDOS

 

 

Los medios de comunicación estadounidenses han hecho un buen trabajo al confundir al ciudadano promedio con muchas cosas. Uno de ellos es confundir el antisemitismo con el sentimiento antisionista.

 

Para la mayoría de los estadounidenses, cuestionar abiertamente las políticas de Israel es abrirse a ser etiquetado de racista antisemita.

Las políticas pro-israelíes de los Estados Unidos parecen equivocadas para muchos estadounidenses mejor informados que son conscientes del tratamiento doméstico de apartheid de Israel de los palestinos y los judíos africanos que han emigrado allí.

Una vez, en un viaje por la Ribera Occidental, un guía cristiano  palestino me describió el tratamiento  horrible hacia los palestinos por Israel y sus colonos .

Sin embargo, es probable que alguien señalando estas cosas fuera etiquetado como un antisemita.

 

Como decía Voltaire: "Para saber quién gobierna sobre usted, simplemente averigüe a quién no se le permite criticar".

Los líderes israelíes a menudo confirman su desdén por sus vecinos árabes.

Recientemente, la periodista del New York Times Isabel Kershner, que tiene un hijo en las Fuerzas de Defensa de Israel, citó a oficiales militares israelíes declarando que en la "casi inevitable próxima batalla con Hezbollah. . . Moshe Yaalon, el ministro de Defensa de Israel, indicó que se apuntaría a vecindarios civiles en futuros conflictos en el Líbano o en Gaza: "Vamos a herir a los civiles libaneses Para incluir a los niños de la familia. . . Lo hicimos en la Franja de Gaza, vamos a hacerlo en cualquier ronda de hostilidades en el futuro ".

 

Imagine la indignación pública mundial si el Secretario de Defensa de Donald Trump, James Mattis, hiciese una declaración similar con respecto a las acciones militares estadounidenses.

Sin embargo, los medios de comunicación norteamericanos y los líderes políticos estadounidenses están en silencio.


El Comité Americano de Asuntos Públicos de Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés), uno de los grupos de cabildeo más poderosos del mundo, tiene una enorme influencia sobre el sistema político estadounidense. El grupo ha destituido con éxito miembros del Congreso que se atrevieron a criticar públicamente a Israel.

Rara vez un candidato para la oficina nacional no aparece ante el grupo y declara su apoyo descarado para el estado judío. Ciertamente, prácticamente nadie puede ganar la presidencia estadounidense sin hacerlo. El lobby israelí es tan poderoso, y el sentimiento pro-israelí del público es tan fuerte, que los líderes de Israel toman a Estados Unidos por sentado.

 

 

 

En un video grabado en secreto en 2001, el primer ministro de Israel, Benjamin Netayahu, puede ser escuchado diciendo: "Sé lo que es América, América es algo que puedes mover con mucha facilidad, moverlo en la dirección correcta. "

Netanyahu continúa aludiendo a cómo él, en un período anterior como Primer Ministro durante el gobierno de Clinton manipuló el proceso de paz: "Me preguntaron antes de las elecciones si honraría [los acuerdos de Oslo]", dijo. "Dije que lo haría, pero ... voy a interpretar los acuerdos de tal manera que me permita poner fin a este galope hacia las fronteras de los 67. ¿Cómo lo hicimos? Nadie dijo lo que define Las zonas militares  son zonas de seguridad, en lo que a mí respecta, todo el valle del Jordán es una zona militar definida."

Sólo los medios de comunicación alternativos parecen dispuestos a desafiar las políticas y acciones de Israel.

Gideon Levy, columnista del periódico Haaretz, declaró: "Este video debería haber sido prohibido para ser transmitido a menores de edad, este video debería haber sido mostrado en todos los hogares de Israel, luego enviado a Washington y Ramallah. Para corromperlos y distribuirlos por todo el país y el mundo para que todos sepan quién dirige el gobierno de Israel ".


Los Estados Unidos predominantemente cristianos siempre han fomentado una relación de parentesco-espíritu con el estado judío. Los cristianos evangélicos americanos, uno de los bloques electorales más políticamente activos e históricamente homogéneos, son probablemente los más leales aliados estadounidenses de Israel.

Mientras que detrás de la escena, Estados Unidos y sus aliados, están dispuestos a financiar a los islamistas radicales para mantener a los "malos" descendientes de Abraham como el enemigo. Está claro ahora que el presidente Obama y la secretaria de Estado Hillary Clinton estaban armando y suministrando a los radicales dentro de Siria y tal vez otras naciones del norte de África.

 

 

Las naciones occidentales han financiado durante mucho tiempo ambos lados de los conflictos para sacar provecho de la guerra y crear un caos al que más tarde ofrecerían una solución.

Por supuesto, la solución más a menudo se tradujo en un mayor control externo por el oeste y una mayor esclavitud económica de la gente. Esta política no es nueva.

Durante un almuerzo dirigido al Consejo de Asuntos Mundiales de Dallas hace unos años, escuché a James Oberwetter, que sirvió como Embajador de los Estados Unidos en Arabia Saudita bajo George W. Bush, expresar abiertamente su conocimiento y preocupación por el financiamiento de Arabia Saudita al madrassas en Pakistán Y los otros lugares donde se enseña una doctrina islámica radical wahhabi.
Creo que estos son planes a largo plazo e institucionalizados del "estado profundo".

 

Muchos de nosotros esperábamos que la retórica no intervencionista y preelectoral del Presidente Trump pasara a la política estadounidense hacia Israel, que Estados Unidos tendría un enfoque más equilibrado.

Sin embargo, el reciente apoyo incondicional del presidente de Israel y sus declaraciones provocativas con respecto a la némesis de Arabia Saudita el no-árabe más moderado en gran medida Shia, Irán persa, sugiere que los EE.UU. continuará por el camino que siguió desde 1948.

 

A veces me pregunto qué podría parecer el Oriente Medio Como si la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos y el MI6 del Reino Unido no hubieran derrocado al gobierno secular democráticamente elegido de Mohammad Mosaddeq en 1953.

 

Un golpe que parece haber sido orquestado para proteger en gran parte los intereses de British Petroleum en el petróleo de Oriente Medio.

 


El “America Primero” de Trump ha inspirado a muchos estadounidenses. Esperemos que él mueva la política y las acciones de Estados Unidos para reflejar un mayor respeto por los intereses nacionales de todos los pueblos del mundo.

Es hora de poner la hegemonía colonialista angloamericana en la cama.

Defendamos la libertad y la democracia real para todos.

 

 


Perfil Ed Rankin

PhD. Ed Rankin

ed_rankin@yahoo.com
www.edwinrankin.com                              

Ed, an expert executive coach, has worked with scores of senior and mid-level executives and successful entrepreneurs.  Additionally, he designs, implements and manages corporate coaching and leadership development programs.  Ed is a widely-recognized expert in organizational systems and effectiveness.  He has designed and implemented scores of organizational research programs including employee opinion and engagement surveys.  
His work has been cited in numerous professional journals and business publications.  He has published numerous articles in major business publications and newspapers about the subject of people in organizations.  Ed has made numerous television and radio appearances and has been frequently-quoted in major newspapers and professional journals about human resource management issues.  A successful entrepreneur, Ed’s accomplishments include taking companies to Inc. 500 status and Portfolio Company of the Year recognition.  
Ed holds a BS degree in Psychology, an MS degree in Labor and Industrial Relations, and an MA and PhD in Human and Organizational Systems.  He holds a Graduate Certificate in Evidence-Based Coaching.  He is accredited as a Senior Professional in Human Resources (SPHR) by the Human Resources Certification Institute and as a Professional Certified Coach (PCC) by the International Coach Federation.  
Ed has served on numerous appointed and elected community groups including the Boards of Directors of the Texas Council for Developmental Disabilities, Disability Rights Texas, United Cerebral Palsy of Texas and Clean Dallas, Inc.  He Chaired the Dallas Mayor’s Committee for the Employment of People with Disabilities for two terms and was elected as a Trustee of the Southlake Carroll Independent School District. Ed is a graduate of Partner’s in Policymaking, a leadership program sponsored by the Texas Council for Developmental Disabilities.  He is a graduate of Leadership Dallas and is a member of The Dallas Assembly. He was the Libertarian Party’s candidate for US House of Representatives, Texas Congressional District 32 in 2016.